Hacia una política ambiental sistémica

Fragmento del capítulo “Hacía una política ambiental sistémica” del libro “El Futuro es Hoy: ideas radicales para México“.

Es común sentir indignación ante las injusticias ambientales que se cometen en el país. Sin embargo, muchas veces optamos por dejar de atender esas injusticias porque pensamos que no hay nada que se pueda hacer ante realidades tan complejas. Tanto el problema como las soluciones son tan complejas que solemos sentirnos inseguros, e impotentes, a la hora de pensar cómo comenzar a transformar esta realidad. Nuestro país enfrenta dificultades que ocurren a un ritmo tan acelerado que muchas veces sólo atinamos a atender urgencias y pocas veces tenemos tiempo para reflexionar qué podríamos hacer para comenzar a revertir los problemas más graves.

Si no nos detenemos a reflexionar, difícilmente podremos construir entre todos un imaginario colectivo de un futuro positivo. En general, tendemos a darle prioridad a los escenarios pesimistas y constantemente reforzamos la idea de que se avecina un cataclismo. Por ejemplo, si pensamos rápidamente en historias populares de ciencia ficción, nos daremos cuenta de que su argumento se desarrolla casi invariablemente en un panorama catastrófico, producto de que los humanos no fuimos capaces de revertir el deterioro de la Tierra. Imaginamos escenarios que van desde mundos virtuales que nos alejaron de cualquier contacto con la realidad hasta la extinción completa de la humanidad, pasando por colapsos energéticos, el agotamiento de las fuentes de agua, epidemias incontrolables, sociedades altamente jerarquizadas en las que el acceso a los recursos es exclusivo de las cúspides y comunidades espaciales que se vieron obligadas a abandonar el planeta. Contar estas historias una y otra vez nos ha llevado a normalizar de manera colectiva los peores futuros. Ahora, ¿qué nos viene a la mente si intentamos pensar en una historia popular de ciencia ficción que tenga lugar en un futuro en el que la humanidad logró superar sus grandes retos? Nada, ¿verdad?

Si somos incapaces de imaginar un futuro prometedor, es poco probable que logremos construir soluciones que nos encaminen a un mejor porvenir. Sabemos perfectamente, eso sí, qué hacer para terminar en un escenario catastrófico: seguir como vamos. Para transformar nuestra cruda realidad necesitamos ir llenando nuestras mentes con ideas sobre futuros prometedores. Éstas, en sí mismas, traerán consigo potenciales soluciones de las que podríamos echar mano. Nos urgen historias esperanzadoras a las cuales aferrarnos y que podamos utilizar como faros hacia los cuales nos gustaría navegar. Como las estrellas, los faros, mientras más se miran, más aparecen.

La imagen de los “faros” es precisa porque, al final del día, la sostenibilidad no es un lugar al que queramos llegar sino una forma de navegar. Por definición, la sostenibilidad implica satisfacer las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades. Por lo tanto, antes de pensar en resolver un escenario futuro habría que resolver los problemas presentes. Ahora, resolverlos sin cambiar el paradigma de desarrollo es imposible: es necesario desensamblar las estructuras que se construyeron a partir de la revolución industrial, cuyo eje ha sido la explotación desmedida de los recursos para la acumulación de capital. En otras palabras, debemos abandonar la idea de la tierra prometida de la sostenibilidad. Lo importante es navegar, desde ahora, de manera sostenible. Navegar así supone una responsabilidad compartida porque todos vamos remando en el mismo barco.

Con esto en mente, las líneas que siguen buscan entender el contexto ambiental de México y señalar posibles faros hacia los cuales podríamos dirigirnos en busca de un mejor ambiente. Si conseguimos o no alcanzar un mejor futuro, dependerá tanto de los faros que guíen nuestro camino como de nuestras acciones colectivas, y sólo el tiempo dirá si la ruta era la correcta y si emprendimos el viaje a tiempo.

El libro está disponible en: Gandhi, El Sótano, El Péndulo y Amazon.

Cita: Córdova-Tapia F. 2018. Hacia una política ambiental sistémica. En: Beck H. y Lemus R. (Eds.) El Futuro es Hoy: ideas radicales para México. Biblioteca Nueva

 

Anuncios